titulo_index_1000bn

     

AUTOCUIDADO DE LA SALUD DEL ADULTO MAYOR

 

Guía de orientación para el cuidado de la salud de los adultos mayores.

 

PRESENTACION

VISION

AUDICIÓN

PIEL

PIERNAS Y PIES

CAVIDAD BUCAL

NUTRICION

TRANSITO INTESTINAL

ACTIVIDAD FISICA

SEXUALIDAD

BRONQUITIS

ALCOHOL Y SU RELACION CON LA SALUD

HIGIENE CORPORAL

HIGIENE BUCAL

VACUNAS

CUIDADO DE ARTERIAS

HIPERTENSION ARTERIAL

MENOPAUSIA Y OSTEOPOROSIS

PROSTATA

COMO PREVENIR Y ATACAR EL CANCER

ANALISIS CLINICOS MINIMOS Y ESPECIFICOS

GUIA PRÁCTICA DE SALUD PARA LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES

RIESGOS DE LOS MEDICAMENTOS

 

 

Presentación

La forma como el hombre satisface sus necesidades de autocuidado es una conducta aprendida, teniendo la familia el rol principal como educadora; es allí donde el niño adquiere los valores, creencias, normas de vida y formas de autoevaluarse, que lo marcarán profundamente.

Es por eso que a través del Programa de Desarrollo Integral del Adulto Mayor hemos emprendido el camino de ofrecer a la comunidad herramientas como la presente guía, que nos permiten desde nuestros hogares aprender y difundir otras formas de desempeñarnos en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Inexorablemente, si Dios nos lo permite, todos llegaremos a la edad avanzada, de allí la importancia de prepararnos para arribar a ella en las mejores condiciones y con mayores perspectivas.

Para los adultos mayores de hoy, así como para los adultos mayores potenciales dedicamos este trabajo con la esperanza de contribuir a la construcción de una sociedad más participativa y responsable de la solución de sus propios problemas.

El autocuidado trata del diagnóstico temprano de enfermedades e identificación de riesgos que pongan en peligro tu salud. Por tanto, esta guía tiene como objetivo lograr que tomes la decisión de acudir a un médico en caso de reconocer algún síntoma peligroso. Con ello te asegurarás que si lo haces pronto, evitarás mayores riesgos y verás las ventajas de una atención que se realiza de manera temprana y especializada.

 
 

¡Házle caso a tu cuerpo!

Para saber si está ocurriendo algo anormal a tu organismo o si estás padeciendo alguna enfermedad, es necesario que recuerdes si has presentado algunos de los síntomas que se mencionan a continuación: mareo, zumbidos en los oídos, visión borrosa o ves lucecitas, falta de aire, sudoración, baja de peso sin razón aparente, orina en mayor cantidad a lo acostumbrado, sequedad prolongada de la boca, pérdida o aumento de apetito, dolor de cabeza, de estómago o de pecho, debilidad general o fatiga, fiebre, entre otros.

¿Has experimentado cambios bruscos en el carácter como tristeza, mal humor, arranques de cólera, etc.?

Si encontraste uno o varios de estos síntomas, no dejes pasar más tiempo, acude al médico lo antes posible. Algunos de ellos pueden significar la presencia de un padecimiento, con lo cual se busca despertar un sentimiento de alerta y no de susto o angustia.

 

Al acudir al doctor, dale la mayor información posible sobre los síntomas que has sentido, porque en ocasiones, para el personal de salud es difícil identificar con precisión una enfermedad, y esto puede deberse a que más de la mitad de las personas adultos mayores padecen varias enfermedades al mismo tiempo.

Hay que hacer que el médico te escuche, no sientas pena para lograr que no queden dudas. Esto puede facilitarse si antes de acudir a la consulta, anotas todos los síntomas que has tenido y las dudas que quieras aclarar. En el transcurso de la consulta, si es posible se deben anotar las recomendaciones, esto te ayudará a sentirte más seguro(a). Conviene preguntar al doctor a dónde se le puede localizar en caso de duda.