titulo_index_1000bn

titulo_plantas_medicinales
     

AUTOCUIDADO DE LA SALUD DEL ADULTO MAYOR

 

Guía de orientación para el cuidado de la salud de los adultos mayores.

 

 

Riesgos de los medicamentos

 

Es frecuente que los adultos mayores tengan afecciones crónicas, generalmente más de una, y que tomen varios fármacos a la vez. Cualquier fármaco puede tener efectos colaterales y, si se ingieren varios, pueden interferir unos con otros, exagerando o limitando sus efectos. Por otra parte, si no se lleva un buen registro de los medicamentos que se toman, es posible cometer errores e ingerir sobredosis de alguno de ellos.

También debe considerarse que en el adulto mayor el hígado, el riñón o el aparato digestivo no funcionan igual que en un adulto joven y por lo tanto, la absorción, el metabolismo o la eliminación de un fármaco son diferentes. Por esto, una dosis corriente puede resultarte excesiva.

Por tanto se te sugiere realices las siguientes preguntas a tú médico: ¿qué podría pasar si me equivoco y tomo remedios de más? ¿Se “contrapone” con las otras cosas que tomo? ¿Si siento algo raro, puedo llamarlo? ¿Podría tomar menos remedios?

Muchos fármacos, especialmente los tranquilizantes e hipnóticos, a veces algunos antidepresivos, antialérgicos y antiparkinsonianos, pueden producir embotamiento y fallas de la concentración y de la memoria. Los adultos mayores están especialmente expuestos a este riesgo, de tal modo que estos medicamentos no deben ser usados sin una clara indicación médica y ojalá en dosis reducidas.

 
 

¿Que le puedes pedir al médico?

Pedir que te ayude a prevenir o detectar precozmente tus enfermedades, y que te atienda considerando tu situación bio-psicosocial. Debido a que en la etapa adulta se está expuesto a muchas enfermedades que, en su mayoría, no comienzan de un modo repentino sino que en forma insidiosa: glaucoma, hipertensión arterial, diabetes mellitus, arteriosclerosis, osteoporosis,

depresión, obesidad, insuficiencia respiratoria, y otras. Cuando los síntomas son evidentes y te obligan a consultar, la enfermedad suele estar bastante avanzada y el tratamiento va a ser más paliativo que preventivo. Por eso, es muy necesario el control médico aunque te sientas en perfectas condiciones para que detectes precozmente esas patologías y vivas sanamente.

Un peligro que siempre existe es el de la polifarmacia, y se podría decir que es mejor médico el que indica cuál medicamento podría suprimirse que el que te agrega otra receta a las que ya llevabas como paciente.

 

El médico siempre debe estar alerta a la patología psicosocial: al aislamiento que lleva a una depresión, al deterioro cognitivo que puede llevar a accidentes y conflictos.

El médico ideal debiera tener tiempo para explicarte bien el tratamiento; escribir con buena letra sus indicaciones en la receta y/o en tu cuaderno de salud, ser ubicable y tener tiempo para ser consultado por teléfono en caso de que presentes dudas, tratar de recetar lo indispensable, evitar la solicitud de exámenes innecesarios, y ser capaz de imaginarse él mismo en el lugar del paciente.

   

Otros temas de interés:

 

PRESENTACION

VISION

AUDICIÓN

PIEL

PIERNAS Y PIES

CAVIDAD BUCAL

NUTRICION

TRANSITO INTESTINAL

ACTIVIDAD FISICA

SEXUALIDAD

BRONQUITIS

ALCOHOL Y SU RELACION CON LA SALUD

HIGIENE CORPORAL

HIGIENE BUCAL

VACUNAS

CUIDADO DE ARTERIAS

HIPERTENSION ARTERIAL

MENOPAUSIA Y OSTEOPOROSIS

PROSTATA

COMO PREVENIR Y ATACAR EL CANCER

ANALISIS CLINICOS MINIMOS Y ESPECIFICOS

GUIA PRÁCTICA DE SALUD PARA LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES

RIESGOS DE LOS MEDICAMENTOS