titulo_index_1000bn

     

AUTOCUIDADO DE LA SALUD DEL ADULTO MAYOR

 

Guía de orientación para el cuidado de la salud de los adultos mayores.

 

 

Visión

Cuando se reflexiona sobre el significado de la palabra ver, la respuesta que se obtiene es totalmente lógica: saber qué es lo que está ahí y dónde: la visión es el proceso por el cual se descubre a partir de las imágenes lo que está presente en el mundo y su localización.

Para la persona de edad avanzada, la pérdida o disminución de la visión puede ser una consecuencia crucial y dramática del envejecimiento. Los cambios visuales en la edad avanzada

obedecen a la disminución de la reactividad pupilar, cambios en la circunferencia y rigidez del cristalino, así como la disminución en la talla de la mácula lúctea.

La visión apropiada determina la calidad de vida a cualquier edad.

 

 
 

Cambios oculares que ocurren con la edad:

·         Disminución de la producción lagrimal, lo que produce resequedad en el ojo.

·         El párpado se vuelve débil y más pesado.

·         Arco senil.

·         Aumento del umbral luminoso.

·         Alteración de la percepción de profundidad.

·         Disminución de la viscosidad lagrimal.

·         Aumento de la rigidez del cristalino.

·         Disminución de la adaptación a la oscuridad.

·         Disminución de la resolución fina.

 

Las enfermedades oculares principales con que debe familiarizarse el equipo de salud de Atención Primaria, teniendo en cuenta su incidencia en este grupo etáreo y su posible interacción con otras enfermedades o tratamientos médicos son:

 Las cataratas constituyen la enfermedad ocular más común del envejecimiento, y consisten en la opacidad del cristalino. El grado en que la opacidad distorsiona o impide que la luz de sobre la retina, determina la alteración visual consiguiente y la necesidad de la extirpación quirúrgica. La

eliminación quirúrgica de la catarata a través de su extirpación suele acompañarse de la colocación de un lente intraocular artificial.

 El glaucoma es el aumento de la presión intraocular, lo que reduce la visión periférica por la compresión de la retina. El glaucoma es acompañado de cambios característicos de la pupila, los que pueden ser detectados por el oftalmólogo.

 La degeneración macular debida al deterioro de la mácula, que es el área de visión central, donde la resolución visual es máxima, ocasiona un daño importante para la visión del adulto mayor.

 Las lesiones oculares producto de la diabetes representan, en el momento actual, la principal

causa de la ceguera en los adultos y ocurren después de una larga evolución de la diabetes mellitus.

     

Autocuidado

·         Consulta anualmente al especialista (Oftalmólogo).

·         No utilices lentes autoindicados o sugeridos por amistades, ya que éstos pueden ocasionar más daño que beneficio.

·         Manten los anteojos limpios y protegidos.

·         Guarda los lentes en un mismo lugar para evitar olvidos y extravíos.

·         Camina con mucho cuidado en lugares en penumbra, ilumina muy bien los dormitorios, escaleras, baños, evita los cordones eléctricos sueltos, juguetes y alfombras pequeños en el suelo, para prevenir caídas.

·         Usa correctamente la prescripción de lágrimas artificiales o antidescongestionantes.

·         Si tienes la capacidad visual muy disminuida, solicita ayuda en lugares de mayor peligro (cruzar la calle, encender la cocina), a fin de mantener tu autonomía funcional.

·         Si has perdido la función visual, trata de ser ordenado, de tener un sitio para cada cosa, y cada cosa en su sitio.

 
 

Recomendaciones para la Familia

·         Si el adulto mayor ya conocía la casa antes de quedar ciego, su adaptación puede ser más fácil, pero aún así exige un gran esfuerzo. Conviene en este caso orientarlo, guiarlo de la mano por la habitación a modo de ejercicio, e ir señalándole el número de pasos necesarios de un lugar a otro, o la cantidad de peldaños de una escalera.

·         Al hablarle no dudes en tocarlo, poniendo la mano sobre su brazo, o tomándolo de la mano, el contacto físico transmite el calor de la persona y tiende a ser tranquilizador.

Al acudir al doctor, dale la mayor información posible sobre los síntomas que has sentido, porque en ocasiones, para el personal de salud es difícil identificar con precisión una enfermedad, y esto puede deberse a que más de la mitad de las personas adultos mayores padecen varias enfermedades al mismo tiempo.

lta, anotas todos los síntomas que has tenido y las dudas que quieras aclarar. En el transcurso de la consulta, si es posible se deben anotar las recomendaciones, esto te ayudará a sentirte más seguro(a). Conviene preguntar al doctor a dónde se le puede localizar en caso de duda.


Otros temas de interés:

 

PRESENTACION

VISION

AUDICIÓN

PIEL

PIERNAS Y PIES

CAVIDAD BUCAL

NUTRICION

TRANSITO INTESTINAL

ACTIVIDAD FISICA

SEXUALIDAD

BRONQUITIS

ALCOHOL Y SU RELACION CON LA SALUD

HIGIENE CORPORAL

HIGIENE BUCAL

VACUNAS

CUIDADO DE ARTERIAS

HIPERTENSION ARTERIAL

MENOPAUSIA Y OSTEOPOROSIS

PROSTATA

COMO PREVENIR Y ATACAR EL CANCER

ANALISIS CLINICOS MINIMOS Y ESPECIFICOS

GUIA PRÁCTICA DE SALUD PARA LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES

RIESGOS DE LOS MEDICAMENTOS