titulo_index_1000bn

titulo_plantas_medicinales
     

ALFALFA

Medicago sativa L..

Familia: LEGUMINOSAS

Otros nombres: MIELGA, BIELDO, AMELGO.

     

Cuando alguien menciona el tema de la alfalfa, por lo general las personas piensan que es un alimento para el ganado. Es "comida de burros", escuchamos con frecuencia.  Pero  este concepto variaría totalmente si se  conociera  que  esta planta contiene una gran cantidad de elementos nutritivos que la ponen a la  par con la soya, el trigo y otros alimentos reconocidos por sus virtudes  nutritivas para el hombre.

Hay mas de 50 variedades conocidas de esta planta. En este caso nos  vamos a  referir  a la conocida en nuestro medio, originaria del Cáucaso   y  que  fué traida por los españoles.

La alfalfa tiene la propiedad de aprovechar con singular eficacia el  agua y  las  sales minerales de las capas profundas del  subsuelo.  Contiene  grandes cantidades de nitrógeno, potasio, calcio, sodio, magnesio, cobre, zinc, cobalto, carbonatos  y  fósforo,  siendo utilizada medicinalmente  por  su  contenido  de vitamina K, conocida principalmente por sus cualidades anti-hemorrágicas. También es rica en vitamina B1, B6 y C.

De  la  alfalfa se utiliza las hojas (jugo o infusión), raíces,  flores  y semillas. Es un magnífico diurético natural. Previene y cura úlceras pépticas  y otras  enfermedades del estómago. Protege al organismo contra  las  infecciones, hemorragias y previene la presión alta.

La  alfalfa  está  indicada contra el  escorbuto,  raquitismo,  afecciones nerviosas,  inapetencia, cistitis crónica, insomnio, neurastenia,  reumatismo  y artritis. El jugo de alfalfa es un excelente depurativo. Ayuda a la formación de uñas y cabello y fortalece el sistema nervioso.

 

En  los casos de tuberculosis se recomienda la alfalfa por sus  cualidades anti-hemorrágicas y se recomienda tomar varios vasos de su jugo al día.

Como preventivo de gripes y resfríos, se recomienda una infusión de 10  g. de flores de alfalfa en un litro de agua. (3 o 4 veces al día.)

Las  semillas  molidas  y  mezcladas con los  alimentos  son  un  excelente tónico.  Otra  cualidad  poco  conocida de la alfalfa  es  la  de  disminuir  el colesterol de la sangre.