titulo_index_1000bn

titulo_plantas_medicinales
     

LIMON o LIMONERO

Citrus Limonum
Familia: AURANCIACEAS.
     

Famoso árbol, mundialmente conocido que crece mejor en climas cálidos y templados. Alcanza hasta los 5 metros de altura y si es bien podado forma una hermosa copa. Sus ramas tiernas presentan espinas que desaparecen cuando alcanza mas edad. Sus hojas, son alternas, pecioladas, lustrosas de color verde amarillento. Sus flores, axilares y terminales en racimos simples de color blanco por dentro y rosáceo por fuera.
El fruto del limonero, conocido como limón, tiene forma ligeramente ovalada y termina en una especie de pezón cónico; de color verde antes de madurar y después de color amarillo claro. Hay muchas variedades de limón, todas ellas con las mismas características y propiedades alimenticias y medicinales.
Es importante por su alto contenido de vitamina C y P, siendo especialmente indicado para prevenir y combatir el resfrío común, aparte de mas de cien enfermedades. La semilla es efectiva para calmar el dolor de muelas.
El jugo cura la sarna y detiene las hemorragias, por sus efectos coagulantes.
El limón es el enemigo numero uno de los micobios patógenos y a la vez el mejor protector contra las enfermedades venéreas contagiosas, como la sífilis, chancro, etc.
Se consigue un mejor resultado, si se toma aumentando la dosis diariamente en forma progresiva hasta alcanzar cierto límite, y después se reduce en la misma forma, día a día. E
s lo que se conoce como la "cura de limón".

 

Se inicia con 2 ó 3 limones el primer día, y se va aumentando en el mismo número en cada d'ia sucesivo, hasta alcanzar al décimo día los 20 o 30 limones. Después se va reduciendo la dosis, para terminar diez dias después.
El limón es el mejor remedio contra la acidez, y es el enemigo mortal de los microbios; además es eficaz protector contra las enfermedades contagiosas. Sirva para aliviar, entre otros, los siguientes males: Acidez de la boca, Acidez estomacal, Acido úrico, Acné, Adenitis, Adiposidad, Afonía, Afta, Albuminuria, Alcoholismo, Amenorrea, Amigdalitis, Analgesia, Anemia, Anquilosis, Angina de pecho, Antrax, Apendicitis, Apoplejía, Arterioesclerosis, Artritismo, Asfixia, Asma, Astenia, Astigmatismo, Ataxia, Atonía gástrica, Atonía hepática, Avitaminosis, Bocio, Bronconeumonía, Calambres, Cálculos, Cáncer, Catarros, Ciática, Cirrosis, Colitis, Congestión cerebral, Congestión de la garganta, Congestión del pecho, Congestión del vientre, Conjuntivitis, Coriza, Dermatitis, Diabetes, Diabetes sacarina, Difteria, Dilatación del estómago, Dolores de los riñones, Dismenorrea, Dispepsia, Distrofia, Dolor de cabeza, Eclampsia, Edema, Endocarditis, Enteritis, Enterocolitis, Enterorragia, Envenenamientos, Epilepsia, Escarlatina, Escorbuto, Escrofulosis, Espermatorrea, Estomatitis, Faringitis, Fiebres, Fiebre Malta, Fiebre puerperal, Flebitis, Fleborragia, Fibroma uterino, Fístulas, Forúnculos, Glicosuria, Gota, Hemiplejía, Hemofilia, Hemoptitis, Hemorragias, Hemorroides, Hepatitis, Heridas, Herpes, Hidropesía, Hidroclorhidria, Ictericia, Impétigo, Impotencia, Inapetencia, Insomnio, Insuficiencia cardiaca, Intoxicaciones, Lepra, Linfagitis, Linfatismo, Litiasis, Lombrices, Lupus, Mal de Pott, Mal aliento, Meningitis, Metritis, Mordeduras, Mucosidades, Nefritis, Neuralgias, Obesidad, Oftalmias, Orquitis, Paludismo, Pancreatitis, Parálisis, Picaduras venenosas, Piorrea, Pólipo, Poliuria, Prostatitis, Pústulas, Raquitismo, Reumatismo, Sabañones, Sarampión, Sarna, Sarro, Septicemia, Sífilis, Sinusitis, Tifus, Tortícolis, Tos, Toxemia, Tuberculosis, Tumores, Ulceras gástricas, Uremia, Uretritis, Urticaria, Viruelas y Vómitos.