titulo_index_1000bn

titulo_plantas_medicinales
     

MANZANILLA, MANZANILLA DE ARAGON ó MANZANILLA INGLESA

 

Matricaria chamomilla L., Matricaria recutita L., Chamomilla vulgaris.

Familia: COMPUESTAS.

Otros nombres: CAMOMILLA.

     

Características: Planta herbácea anual de hojas filiformes. Hierba aromática con inflorescencia en capítulo,  de flósculos  amarillos y lígulas blancas. Crece en todos los climas y  terrenos  y sus propiedades medicinales son conocidas y usadas en todo el mundo. Crece hasta los 60cm de altura, con tallos erectos y hojas divididas con lóbulos dentados.

Crece en todo tipo de terreno bien drenado, de preferencia a pleno sol.

Las flores son las más usadas en medicina y se recolectan desde la primavera hasta entrado el verano. Secadas a la sombra y almacenadas en ambientes secos, mantienen sus propiedades por una año, tiempo después delñ cual se recomienda su renovación.

Composición: Acido esencial fenólico y alfa-bisabolol en las flores y ácido ascórbico, salicílico, cafeico, cáprico, gentísico, linoleico palmítico y oleico péptico en los tallos, hojas y raíces.

Vitamina C (ácido ascórbico)

Pigmentos: luteolina, apigenina y cuarcetin (pigmentos de color amarillo)

Alcoholes: farmesol, geraniol y borneol en hojas y tallos.

Contiene además: mucílago, azuleno, chamazuleno, farneseno, mnatricarina, patuletina, jaceidina, hiperosido, axilarina, colina y azúcares (glucosa en la flor y fructosa con galactosa en hojas, tallos y raices).

 

Aplicaciones medicinales : Se  usan  las  flores secas,  preparadas en infusión  contra  los  dolores estomacales.   El  té  de  manzanilla  tiene   efecto   calmante, antiespasmódico, sudorífico,  carminativo,  hepática, desinflamante, laxante suave,  digestivo,  estomacal, fortificante,  calma  los dolores y hace transpirar, siendo de  gran  valor  como alivio  del  malestar de muchas enfermedades. También es un buen  febrífugo.  Se prepara  con  10  a 20 gramos de flores de manzanilla por cada  litro  de  agua, tomando de 4 a 6 tazas por día.

Se  usa para hacerse lavados de la vista, calmando las  irritaciones.  Son recomendables  las  compresas de manzanilla en caso de  hematomas,  hinchazones, piel  irritada,  herpes,  dolores  reumáticos,  etc.  Los  baños  y  vapores  de manzanilla son igualmente recomendables. Para las inflamaciones e infecciones de la  garganta  y  dolor  de muelas, se recomiendan los  enjuages  y  gárgaras  de manzanilla.

Las  enemas  o  lavados  intestinales  con  manzanilla  también  son   muy recomendables.  En  general, la manzanilla no debería faltar  en  ningún  hogar. Adultos  y niños pueden necesitarla en cualquier momento para el alivio de  todo malestar.  También  es un excelente fungicida usado en el  cuidado  de  nuestras plantas de jardín. A una taza de infusión concentrada, se le aumentas dos litros de agua, se cuela y se aplica a las hojas enfermas.

Diabetes: Beber una taza de infusión de manzanilla al día puede prevenir las complicaciones de la diabetes tipo 2, como son la pérdida de la visión, y daños renales y nerviosos. Esto se comprobó recientemente en estudios efectuados en la Universidad de Toyama Japón, dando de beber manzanilla a ratas diabéticas por 21 días. Se señala que la manzanilla parece reducir los niveles de azúcar en la sangre y bloquea una enzima asociada al desarrollo de ciertas complicaciones producidas por la diabetes.

Aunque falta comprobar estas conclusiones con pruebas adicionales, estos resultados tienen singular importancia considerando que la diabetes 2 está íntimamente relacionada con el aumento de obesidad en el mundo causada principalmente por malos hábitos alimenticios.

Los científicos han confirmado su suave acción tranquilizante sin  efectos colaterales.  De preferencia se usa toda la planta (sin raíz) y se acentúan  sus beneficios si se toma mezclada con el Toronjil.