titulo_index_1000bn

LOS MINERALES EN EL CUERPO HUMANO
Su importancia en la alimentación

EL POTASIO

El potasio es un mineral que interviene tanto en las funciones eléctricas como celulares del cuerpo y se lo clasifica como un electrolito.
Funciones
El potasio es un mineral muy importante para el cuerpo humano, debido a que cumple diversos papeles en el metabolismo y funciones corporales y es esencial para el funcionamiento apropiado de todas las células, tejidos y órganos:
Ayuda a la regulación del equilibrio acidobásico.
Ayuda en la síntesis de las proteínas a partir de los aminoácidos y en el metabolismo de los carbohidratos.
Es necesario para la formación de los músculos y el crecimiento normal del cuerpo.

 

 

Fuentes alimenticias
Muchos alimentos contienen potasio. Todas las carnes (carnes rojas y el pollo) y el pescado, como el salmón, el bacalao, la platija y las sardinas son buenas fuentes de potasio. Los productos de soya y las hamburguesas de verduras también son buenas fuentes de potasio.
Las hortalizas como el brócoli, las arvejas, las habas, los tomates, las papas o patatas (en especial la cáscara), las batatas (camote) y el zapallo cidrayote son todas buenas fuentes de potasio.
Las frutas que contienen fuentes significativas de potasio abarcan los cítricos, el melón cantalupo, los bananos, el kiwi, las ciruelas y los albaricoques. Los albaricoques (chabacanos o damascos) secos contienen más potasio que los frescos.
La leche y el yogur, al igual que las nueces, son igualmente excelentes fuentes de potasio.
Los pacientes sometidos a diálisis por insuficiencia renal deben evitar el consumo excesivo de estos alimentos. Estos pacientes requieren dietas especializadas para evitar el exceso de potasio en la sangre.

Efectos secundarios
El exceso o deficiencia de potasio puede tener consecuencias muy graves.
Debido a que muchos alimentos contienen potasio, la insuficiencia de este elemento (deficiencia de potasio) rara vez es causada por una dieta inadecuada. Sin embargo, incluso una reducción moderada en los niveles de potasio en el cuerpo puede llevar a una sensibilidad a la sal y a hipertensión arterial. El consumo diario recomendado de 4.7 gm o más puede disminuir ligeramente la presión arterial.
Una deficiencia de potasio (hipocaliemia) se puede presentar en personas con ciertas enfermedades o como resultado del consumo de diuréticos para el tratamiento de la hipertensión arterial o la insuficiencia cardíaca. Adicionalmente, muchos medicamentos --como los diuréticos, los laxantes y los esteroides-- pueden causar una pérdida de potasio, lo cual en ocasiones puede ser muy grave. Se recomienda entonces hacerse revisar los niveles de potasio en la sangre de vez en cuando en caso de tomar cualquiera de estos medicamentos. Los diuréticos probablemente son la causa más común de hipocaliemia.
Una gran variedad de afecciones puede ocasionar la pérdida de potasio del cuerpo, entre las cuales las más comunes son el vómito y la diarrea. Algunos trastornos raros de los riñones y de las glándulas suprarrenales también pueden provocar niveles bajos de potasio.
Para mayor información sobre la deficiencia de potasio, ver el artículo sobre hipocaliemia.

A los niveles elevados de potasio en la sangre se los conoce como hipercaliemia y algunas causas comunes de esto son la disminución de la función renal (riñón), una descomposición anormal de las proteínas o una infección severa. La causa más común de la hipercaliemia es la reducción en la función renal, especialmente en pacientes que reciben diálisis por insuficiencia renal. Ciertos medicamentos afectan la capacidad del cuerpo para liberarse del potasio, entre los cuales están los diuréticos preservadores del potasio y los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).
Para mayor información sobre el aumento en los niveles de potasio, ver el artículo sobre hipercaliemia.

Recomendaciones
Se ha establecido los siguientes consumos recomendados en la dieta para el potasio:
Bebés:
0-6 meses: 0.4 gramos por día (g/día)
7-12 meses: 0.7 g/día
Niños y adolescentes:
1-3 años: 3 g/día
4-8 años: 3.8 g/día
9-13 años: 4.5 g/día
14-18 años: 4.7 g/día
Adultos:
19 años en adelante: 4.7 g/día

 

Las mujeres que están produciendo leche materna necesitan cantidades ligeramente mayores (5.1 g/día), pero se recomienda preguntarle al médico sobre la cantidad apropiada en cada caso particular.
Las personas que están recibiendo tratamiento para hipocaliemia necesitan suplementos de potasio. El médico desarrollará un plan de dichos suplementos sobre la base de las necesidades específicas de cada individuo.